Sociedad del consumo

Para que la sociedad de consumo funcione bien, necesita una clase de individuos que cooperen dócilmente en grupos numerosos, que quieren consumir más y más, cuyos gustos estén estandarizados y que puedan ser fácilmente influidos y anticipados. Este tipo de sociedad necesita miembros que se sientan libres o independientes, que no estén sometidos a ninguna autoridad o principio o conciencia moral y que, no obstante, estén dispuestos a ser mandados, a hacer lo previsto, a encajar sin roces en la máquina social.
El humano debe trabajar para satisfacer sus deseos, los cuales son constantemente estimulados y dirigidos por la maquinaria económica. El sujeto automatizado se enfrenta a una situación peligrosa, ya que su razón se deteriora y decrece su inteligencia; adquiere la fuerza material más poderosa sin la sabiduría para emplearla (Erich Fromm , El corazón del hombre).
Considero que en el mundo de la moda el consumo se ve influenciado por la maquinaria económica, a la cual yo le llamaría la maquinaria de la marca. En la moda no se busca cumplir o satisfacer una necesidad básica, sino suplir una necesidad de carácter social que nos aporta un valor como individuo en el colectivo en el que nos desarrollamos.  Es por ello que muchas marcas comercializan prendas exclusivas a precios elevados para un público selecto. Esas mismas prendas son imitadas y reproducidas al por mayor para poder  llegar a un precio más asequible y ser consumidas por un grupo de individuos que desean formar parte del público selecto.
Para darle un sentido visual a nuestra publicación le muestro esta crativa  falda de lana y seda de Prada que viene impresa con un diseño exclusivo del artista Robert E. McGinnis, famoso por sus icónicos carteles de películas de los años 60. El estilo de inspiración vintage, termina con un borde de plumas teñido lúdico para un atractivo voluminoso y fantástico.  La pueden adquirir por solo 1,568.00€.
Imágenes de Farfetch
Anuncios

“El lujo debe ser cómodo; de lo contrario, no es lujo”

 “El lujo debe ser cómodo; de lo contrario, no es lujo”

 

 

Así lo indicaba Coco Chanel, será por esto que esta “Bolsa de colección de supermercado” vale £ 15.006 !
¿Yo me pregunto, además de cómoda será funcional? En realidad servirá de bolso o para ir al supermercado, aunque con el valor económico que tiene no sé si utilizarla para esto sea la mejor opción. Lo que si entendemos es que es una bolsa de lujo por ser diseño de Coco Chanel. Le describen como:
Las bolsas icónicas de Chanel tienen rasgos únicos, únicos que una pieza auténtica podría tener. Esta bolsa especial es una pieza de coleccionista. Diseñado como una mini cesta de supermercado en piel de cordero estructurada, está adornado con cadenas de cable de tono plateado alrededor. Como toque final, también presenta un encanto CC entrelazado, colgando de uno de los bordes. Tenga en cuenta que los artículos vintage no son nuevos y, por lo tanto, pueden tener imperfecciones menores.
Funcional o no funcional, lujo o no lujo  esta bolsa está en el mercado y no necesariamente en el supermercado, me ha parecido curiosa y creativa y por eso la comparto con ustedes.